¿Pueden las malformaciones vasculares sangrar con más facilidad?
Imprimir 

Depende del tipo de malformación. Aunque aparentemente la sensación sea de fragilidad, por lo general las malformaciones capilares/venulares y las de bajo flujo (venosas y linfáticas) no sangran. Pueden hacerlo tras un traumatismo, por ejemplo igual que si laceramos una variz de una pierna, o cuando asocian alguna ulceración de la piel. En estos casos el sangrado, aunque aparatoso, va a ser leve y tras un rato de compresión suele ceder. Las malformaciones arteriovenosas si pueden sangrar con más o menos fuerza e importancia en función del tamaño y localización anatómica.

Etiquetas