¿Todos los láseres son iguales?
Imprimir 

Dentro del grupo de los láseres que sirven para tratar lesiones vasculares existen diferencias tanto en el tipo de aparato como en la indicación de cada uno de ellos. Generalizando, podemos hablar de 3 tipos: láser de colorante pulsado, láser de Neodimio-YAG y luz pulsada intensa. El primero es especialmente útil para tratar lesiones superficiales tipo nevus telangiectásico o mancha en vino de Oporto (malformaciones capilares), mientras que el láser de Neodimio-YAG es preferible para lesiones un poco más profundas como las malformaciones venosas superficiales. Hoy en día existen equipos que combinan ambas posibilidades en un mismo impacto. En cualquier caso esta tecnología está limitada por la profundidad que puede alcanzar el haz de luz, ya que en  ningún caso llega más allá de 5 mm desde la superficie de la piel.

Etiquetas