¿Cuál es la mejor prueba radiológica para diagnosticar una malformación vascular?
Imprimir 

Depende del tipo de malformación; de hecho algunas de ellas requieren de más de una prueba radiológica para completar el diagnóstico.

La ecografia, que distingue las luces vasculares y si existe un flujo elevado o no, y la resonancia magnética y sus variantes (angio-resonancia, resonancia 3D) que delimitan la lesión y la relacionan con las estructuras anatómicas adyacentes, son las pruebas menos invasivas y carentes de efectos secundarios.

El TAC o angio-TAC y la flebografia y arteriografia (estas dos últimas para estudiar venas y arterias respectivamente)  son muy útiles y a veces totalmente necesarias para diagnosticar de forma correcta una malformación. Su principal limitación es la radiación que emiten.

Etiquetas