Inicio
     
Preguntas más frecuentes FAQ
Preguntas más frecuentes
  • Las malformaciones vasculares ¿pueden afectar a los huesos?
  • Las malformaciones vasculares ¿pueden mejorar con el tiempo?
  • Para el diagnóstico de una malformación vascular ¿es necesario hacer una biopsia?
  • Si tenemos otro hijo ¿qué riesgo hay para que también esté afectado por una malformación vascular?
  • ¿Cómo sé si la lesión es un hemangioma o una malformación vascular?
  • ¿Cual es la mejor edad para tratar una malformación vascular?
  • ¿Cuál es la mejor prueba radiológica para diagnosticar una malformación vascular?
  • ¿Cuántas sesiones de tratamiento son necesarias?
  • ¿Duelen las sesiones de escleroterapia con microespuma?
  • ¿Por qué duelen algunas malformaciones vasculares?
  • ¿Pueden las malformaciones vasculares sangrar con más facilidad?
  • ¿Qué ocurre si no trato una malformación vascular?
  • ¿Se pueden hacer malas?
  • ¿Todos los láseres son iguales?


Las malformaciones vasculares ¿pueden afectar a los huesos?

Imprimir 
PDF 

Algunas malformaciones vasculares extensas que afectan a una extremidad completa pueden producir dismetria respecto a la extremidad no afecta, debido a una afectación ósea. En concreto algunas malformaciones combinadas tipo síndrome de Klippel-Trenaunay suelen presentar hipertrofia de la extremidad afecta, mientras que algunas malformaciones venosas extensas pueden asociarse a atrofia de la extremidad. No es infrecuente que en estos últimos casos también exista una osteoporosis limitada a la extremidad de la malformación.

Algunas malformaciones, sobre todo linfáticas, pueden producir un fenómeno denominado Gorham-Stoum o enfermedad ósea fantasma, consistente en la desaparición-reabsorción del hueso adyacente.



Las malformaciones vasculares ¿pueden mejorar con el tiempo?

Imprimir 
PDF 

Las malformaciones vasculares están presentes desde el nacimiento, aunque en algunos casos no sean evidentes en los primeros meses-años de vida, y nunca van a desparecer progresivamente con el paso de los años como ocurre con los hemangiomas.

De hecho, la evolución natural de una malformación vascular es que vaya creciendo lentamente. Se trata de “enfermedades activas” que con el tiempo pueden ir modificando su aspecto externo y extensión. Las malformaciones que más pueden crecer desproporcionadamente, sin control, son las arterio-venosas, que pueden “dispararse” tras un desencadenante tipo traumatismo, estímulo hormonal …



Para el diagnóstico de una malformación vascular ¿es necesario hacer una biopsia?

Imprimir 
PDF 

Generalmente no. El diagnóstico de las malformaciones es clínico, por el aspecto externo que presentan, y muchas veces necesitará complementarse con alguna prueba radiológica. En recíen nacidos, cuando el aspecto y la evolución no son habituales, a veces si que se requiere una biopsia para descartar un tumor vascular, ya sea benigno, tipo hemangioma, o maligno.



Si tenemos otro hijo ¿qué riesgo hay para que también esté afectado por una malformación vascular?

Imprimir 
PDF 

Salvo algunas malformaciones venosas que pueden aparecer en varios miembros de la misma familia, por lo general las malformaciones vasculares ya sean capilares, linfáticas, venosas, arterio-venosas o complejas, no tienen un carácter hereditario. Su aparición es esporádica y es excepcional la afectación de un segundo miembro de la familia.



¿Cómo sé si la lesión es un hemangioma o una malformación vascular?

Imprimir 
PDF 

En general los hemangiomas son mucho más frecuentes que las malformaciones y no suelen estar presentes en el nacimiento. A veces pueden intuirse en ese momnento, pero lo normal es que aparezcan las primeras semanas de vida. Por el contrario las malformaciones siempre están presentes en el momento de nacer, aunque a veces no sean muy aparentes.

Las malformaciones van a crecer proporcionalmente con el pacientes los primeros años y nunca van a desaparecer por sí solas, mientras que los hemangiomas crecerán durante 9 meses y luego espontáneamente van a ir desapareciendo. Dentro de los hemangiomas hay dos excepciones, que aunque raras, deben considerarse: los hemangiomas congénitos involutivos y los hemangiomas congénitos no involutivos. Los primeros están presentes en su máximo apogeo en el momento del nacimiento y progresivamente van a ir desapareciendo; los segundos también están presentes en el nacimiento y nunca van a desaparecer espontáneamente, por lo que este último grupo se asemeja mucho al de las malformaciones.



¿Cual es la mejor edad para tratar una malformación vascular?

Imprimir 
PDF 

Sin duda cuanto antes mejor. De todas formas hay que tener en cuenta que algunas lesiones aunque están presentes desde el nacimiento van a tardar un tiempo en manifestarse o en hacerse más evidentes, y también que el tratamiento de lactantes y niños, por poco invasivo que sea, va a requerir de una sedación.

Así por ejemplo, el tratamiento con láser de malformaciones capilares o venulares (mancha en vino de Oporto ) cuanto antes mejor. El tratamiento mediante escleroterapia con microespuma de malformaciones venosas bien definidas, cuanto antes mejor.



¿Cuál es la mejor prueba radiológica para diagnosticar una malformación vascular?

Imprimir 
PDF 

Depende del tipo de malformación; de hecho algunas de ellas requieren de más de una prueba radiológica para completar el diagnóstico.

La ecografia, que distingue las luces vasculares y si existe un flujo elevado o no, y la resonancia magnética y sus variantes (angio-resonancia, resonancia 3D) que delimitan la lesión y la relacionan con las estructuras anatómicas adyacentes, son las pruebas menos invasivas y carentes de efectos secundarios.

El TAC o angio-TAC y la flebografia y arteriografia (estas dos últimas para estudiar venas y arterias respectivamente)  son muy útiles y a veces totalmente necesarias para diagnosticar de forma correcta una malformación. Su principal limitación es la radiación que emiten.



¿Cuántas sesiones de tratamiento son necesarias?

Imprimir 
PDF 

Dependerá del tipo, localización anatómica y tamaño de la malformación. Por lo general los tratamientos, aunque eficaces, son limitados y hay que tener presente que estamos hablando de enfermedades crónicas activas, que están creciendo de continuo aunque sea muy despacio. Por ello habitualmente hay que realizar un elevado número de sesiones durante unos meses, ya sea láser o escleroterapia, y de forma periódica repetir alguna a modo de recuerdo.



¿Duelen las sesiones de escleroterapia con microespuma?

Imprimir 
PDF 

Al contrario que la escleroterapia con alcohol que es muy dolorosa y requiere anestesia general, la escleroterapia con microespuma de polidocanol es un procedimiento escasamente doloroso que no requiere anestesia. Por lo general en los niños si es necesario realizar el tratamiento bajo sedación para facilitar el rendimiento. La molestia es similar a la punción de una vena para una extracción de sangre. A veces las venas son más profundas y entonces se utiliza un anestésico tópico para reducir la sensación dolorosa. El paso de la microespuma por las venas es indoloro.



¿Por qué duelen algunas malformaciones vasculares?

Imprimir 
PDF 

Las malformaciones vasculares más frecuentes son las venosas, y algunas de ellas, sobre todo las más extensas pueden ser dolorosas espontáneamente o a la palpación. El dolor muchas veces está en relación con la presencia de flebolitos o pequeños trombos presentes a lo largo de la lesión. Estos trombos se producen por un fenómeno denominado coagulación intravascular localizada , caracterizada por un aumento del dímero-D y una disminución del fibrinógeno que favorecen que la sangre se coagule en algunos puntos.



¿Pueden las malformaciones vasculares sangrar con más facilidad?

Imprimir 
PDF 

Depende del tipo de malformación. Aunque aparentemente la sensación sea de fragilidad, por lo general las malformaciones capilares/venulares y las de bajo flujo (venosas y linfáticas) no sangran. Pueden hacerlo tras un traumatismo, por ejemplo igual que si laceramos una variz de una pierna, o cuando asocian alguna ulceración de la piel. En estos casos el sangrado, aunque aparatoso, va a ser leve y tras un rato de compresión suele ceder. Las malformaciones arteriovenosas si pueden sangrar con más o menos fuerza e importancia en función del tamaño y localización anatómica.



¿Qué ocurre si no trato una malformación vascular?

Imprimir 
PDF 

Las malformaciones vasculares se consideran enfermedades crónicas y su tratamiento debe ser en muchas ocasiones continuado de por vida. En general, salvo lesiones pequeñas muy localizadas, es difícil eliminar por completo una malformación vascular. El tratamiento debe ir encaminado a corregir las complicaciones derivadas, el dolor, la alteración funcional y el aspecto estético, cuya tendencia general es que van a ir empeorando muy lentamente con el paso del tiempo. En función de estas limitaciones será más o menos necesario el tratamiento.




¿Se pueden hacer malas?

Imprimir 
PDF 

Por regla general no. Las malformaciones vasculares pueden crecer pero nunca extenderse a distancia (metastatizar) como hacen los tumores malignos. A veces algunas lesiones arteriovenosas crecen de forma desproporcionada; aunque sin llegar a ser malas ese crecimiento en algunos casos y localizaciones es peligroso y puede producir grandes complicaciones.



¿Todos los láseres son iguales?

Imprimir 
PDF 

Dentro del grupo de los láseres que sirven para tratar lesiones vasculares existen diferencias tanto en el tipo de aparato como en la indicación de cada uno de ellos. Generalizando, podemos hablar de 3 tipos: láser de colorante pulsado, láser de Neodimio-YAG y luz pulsada intensa. El primero es especialmente útil para tratar lesiones superficiales tipo nevus telangiectásico o mancha en vino de Oporto (malformaciones capilares), mientras que el láser de Neodimio-YAG es preferible para lesiones un poco más profundas como las malformaciones venosas superficiales. Hoy en día existen equipos que combinan ambas posibilidades en un mismo impacto. En cualquier caso esta tecnología está limitada por la profundidad que puede alcanzar el haz de luz, ya que en  ningún caso llega más allá de 5 mm desde la superficie de la piel.