Inicio arrow Blog
     

El desastre del 98

Con motivo de los daños sufridos pronto en los tres cruceros del tipo “Vizcaya” se averiaron los ascensores de la munición de 140 mm, cada uno de los cuales subían al mismo tiempo (y no de manera independiente) hasta 5 proyectiles, por lo que al quedar dañado uno de ellos también dejaban de funcionar los demás, provocando que la munición hubiera de llevarse hasta las piezas a mano.
Por otro lado, el hecho de que parte de la munición embarcada estuviese defectuosa motivó fallos y accidentes en algunas de las piezas.

En el crucero Oquendo, al segundo o tercer disparo de uno de sus cañones de 140 mm saltó el cierre de la pieza dejando fuera de combate a todos sus servidores, mientras que en la torre de 280 mm de proa un proyectil americano penetraba entre el cañón y el carapacho inutilizando la pieza.

5 comentarios en “El desastre del 98”

  • por Almirante Oquendo

    Gran art?culo sobre la batalla ocurrida en Santiago de Cuba

  • por hola esto es una prueba

    Me gusta este blog

  • por Fernanado

    Esto es una prueba
    Esto es una prueba

  • por Alberto

    Al Almirante Oquendo todav?a se le pueden ver las torretas emergiendo del mar

  • por pa

    trisqui riski

Dejar un comentario...